Por: Marcos Penados

Vicepresidente ADIG

Ya muchos estamos cansados de leer noticias, artículos, posts acerca del Coronavirus, sobre todo porque un 90% de estos artículos son negativos, transmiten miedo y desconfianza.

Este artículo no pretende ser negativo, pretende ser realista y comunicado de la forma más clara posible.

Si, la industria ha sido golpeada fuertemente por esta crisis. Nadie se lo esperaba, nadie sabe realmente cual será la magnitud de esto y el impacto que le dará a la economía. Lo que más se teme de esto es la recesión que traerá consigo. Y lo que esta claro es que mientras más tiempo pase, mientras más se continúe propagando el virus y existan más infectados y muertes peor será el impacto.

El indicador macroeconómico más importante que tenemos que seguir de cerca es la tasa de desempleo, que va ligado al gasto del consumidor.

Estos temas afectan directamente a la economía mundial y a nuestra industria.

Cuando tenemos empleo, significa que hay ingresos para la población y eso nos pone a todos en una posición de poder gastar.

Con la situación del coronavirus nos han obligado a quedarnos en la casa, entonces al no salir, no viajar, no hacer turismo, no ir a restaurantes, no ir a un centro comercial, el gasto del consumidor se ve afectado y por ende afecta directamente las ventas de todos los establecimientos.

Todas las empresas cuando notan una disminución en sus ventas inmediatamente ven la forma de disminuir los gastos. Y normalmente el gasto mayor en una empresa es la planilla por ende buscan disminuir el costo laboral.

La decisión de los despidos es para proteger sus márgenes y el desempleo el cual es el resultado de esto, afectara a corto, mediano y largo plazo a nuestra industria. Si no hay gente generando ingresos, no hay dinero con que gastar y entramos a un circulo muy pero muy peligroso que afectara los ingresos netos operativos de todos los dueños de propiedades afectando las rentabilidades.

La crisis ha generado una situación de pánico, de incertidumbre donde la mayoría de la población ha entrado a un modo de supervivencia, recortando los gastos, aumentando los ahorros, no pensado en realizar compras de un alto valor adquisitivo. Y tengamos claro que la industria del Real Estate es de alto valor adquisitivo.

Entonces el panorama suena tétrico para  el Real Estate, pero ojo quien no ve las oportunidades en épocas de crisis no logra tomar ventaja.

La necesidad de utilizar los bienes raíces no desaparece debido a las crisis, los consumidores aun necesitan de vivienda, de bodegas ,etc. Entonces la mirada se debe voltear a invertir en Real Estate para renta. Toda la economía tiene ciclos y la industria del Real Estate también. Y el ciclo está en el momento donde hay baja absorción, y no conviene estar en proyectos especulativos. (C-D)

Latinoamérica no tiene muy desarrollado el mercado de desarrollo de vivienda en renta y como conclusión de este artículo es abrirles los ojos a todos los inversionistas que adquirir vivienda para renta tiene un riesgo muy bajo comparado ante otras inversiones en activos. Ya que vemos que la vivienda en renta es a prueba de crisis.

En época de crisis y de mercados volátiles siempre buscamos inversiones estables. Que garanticen retornos.

Es por eso que la vivienda tiene rentabilidades (CAP RATES) menores a otros activos inmobiliarios porque el riesgo es mucho menor.

Invertir en bienes raíces es invertir inteligente, es ser precavido durante situaciones como la que estamos viviendo actualmente.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Copyright 2018 ABSoftwareGT